Estrella polar y entrada a los yacimientos de Atapuerca

Sábado. Una idea te ronda la cabeza y no paras de darle vueltas. Un tiempo excepcionalmente agradable en Burgos a pesar de estar a mediados de noviembre. Revisas el tiempo en la web y miras por el balcón para verificar si están en lo correcto. Por último, miras en internet el estado de la luna esa noche. Está en fase menguante avanzada. Asientes y te convences.

La fotografía tiene ese punto mágico en el que hay momentos que parece que te llama. Y no cualquiera, sino una en concreto. Ese sábado día 7 de noviembre de 2015 era uno de esos días y decidí ir a tomar esa fotografía. Sentí que me estaba llamando.

El sitio: nada menos que a mis bienamados yacimientos de Atapuerca. Las estrellas dando vueltas a la entrada del último millón de años. Esas mismas estrellas que han iluminado la noche de muchas especies humanas y que por buen seguro fueron observadas detenidamente por todas ellas. Esa sensación de soledad ante el cielo y la tierra, rota temporalmente por los tractores arando las faldas de la Sierra, hace, cuanto menos, reflexionar.

Situé el trípode al costado de la entrada para obtener una agradable sensación de perspectiva desigual y tomé 15 fotografías. Cada una de ellas presenta las siguientes características técnicas: Canon EOS 6D | Canon EF 22-55 | 22 mm | F/4.0 | 60″ | ISO 2500.

Las fotos fueron reveladas usando el software Darktable y posteriormente unidas usando StarStaX.

¡Los ojos de antecessor!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedIn